Comparte en...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Aunque a muchas mamás tienen dudas sobre envolver a los niños con una muselina, la realidad es que hacerlo tiene muchos beneficios:

1 Ayuda a relajarse

Los recién nacidos han estado contenidos en el vientre materno y están acostumbrados a sentirse sujetados. Al envolverlos recreamos esa sensación de seguridad. El Dr. Harvey Karp autor del libro y método The Happiest Baby on the Block (2003), confirma que envolverlos ayuda a que se relajen. Puede ocurrir que al principio no se calme pero ten paciencia pues está técnica crea una buena base para que más adelante aprendan a hacerlo solos. Para promover la calma en un bebé que llora sin control combínalo con el movimiento de tus brazos, ruido blanco o chupete.

2 Promueve el sueño

Tu recién nacido dormirá mejor si está envuelto de forma adecuada en una muselina. También ayudará que no se despierte con tanta facilidad debido a los movimientos involuntarios que realizan (reflejo de moro). Sin duda es una buena herramienta para fomentar que tu bebé poco a poco haga siestas más largas y continuas.

3 Mejora el desarrollo neuromuscular

La mayor parte de los movimientos del recién nacido son involuntarios y aleatorios. Tener los brazos sujetados le ayudará a desarrollar sus habilidades motoras.

4 Reduce el riesgo de muerte súbita

Hay varios estudios que hablan sobre los beneficios de envolver a los bebés. Uno de los resultados más interesantes es que se comprobó reduce el síndrome de muerte súbita ya que al colocar al bebé boca arriba (que es la postura más segura) y estar contenido por una tela, difícilmente se puede cubrir la cara o bien, voltearse sobre el estómago, lo cual está relacionado con la muerte de cuna.

CONSEJOS DE SEGURIDAD

Marcas de muselinas hay muchas, pero en lo personal prefiero las de Aden + Anais. Es importante que el tamaño sea el adecuado y también el tejido. Además del tipo de tela es básico tener en cuenta lo siguiente:

 -Ajustado (pero no demasiado): La envoltura debe ser firme pero eso no quiere decir inmovilizado como momia ya que esto puede afectar el desarrollo de su estructura ósea. Ten cuidado de no apretar demasiado sus caderas y piernas. El bebé debe tener cierta libertad de movimiento y sus piernas conservar posición de “ranita” con la que nacen.

-Boca arriba: Siempre hay que colocar el bebé sobre su espalda y es fundamental cuidar que no se voltee de lado ni boca abajo porque hay riesgo de asfixia. Algunos bebes a los 3-4 meses empiezan a deshacer la envoltura o voltearse. Si eso ocurre hay que dejar de envolverlos.

-Revisa la temperatura: Envolver al bebe es seguro mientras no se sobrecaliente. Una temperatura alta favorece el síndrome de muerte súbita por lo que es importante revisar como está vestido y la temperatura de la habitación.

-Solo durante un tiempo: Tu bebé no debe estar envuelto las 24 horas. Solo en determinados momentos para calmarse o dormir. Debe tener ratos de completa movilidad.

 

 

Comparte en...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest