Sobre mi

Desde muy joven me cuestioné sobre el sentido de la vida y mi lugar en el mundo, pero debido a una vivencia traumática en la adolescencia, comencé a tener problemas de ansiedad que me llevaron a un estado de desequilibrio a nivel físico, energético y emocional.

Desde entonces comencé a indagar sobre las partes más sutiles del ser, la energía y todo aquello que no se ve a simple vista.  Todo con el fin de reencontrarme y sanar; sin embargo, al poco tiempo, comencé a descubrir que en el camino, también podía ayudar a otras personas.

A los 18 años tomé mi primera formación en transmisión de energía a los centros energéticos (IRECA) y dos años más tarde comencé a descubrir las enseñanzas del yoga y el pranayama. Me enamoré del ashtanga yoga y tomé mi primera certificación de 200 horas en hatha Vinyasa yoga en México.

Cuando terminé la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, comencé a trabajar en una editorial publicando reportajes y artículos en revistas. Al mismo tiempo, empecé a  dar clases de yoga en centros de bienestar. Desde entonces he continuado estudiando Hatha yoga, Vinyasa, yoga Prenatal y Yoga nidra, Yoga para niños, Mindfulness, Reiki, Access conciousness, Aromaterapia, Asesoría de sueño, Flores de Bach, Respiración consciente, Radiestesia, Cristaloterapia, entre otras formaciones, que hasta el día de hoy sigo poniendo en practica conmigo y compartiéndolas como herramientas de sanación con otras personas.

¿Cómo trabajo?

En cada terapia energética utilizo y mezclo diferentes herramientas para acompañar a las personas en su proceso. Mi enfoque deriva en diversas propuestas que utilizo de acuerdo a lo que cada ser necesita.  En cada sesión sostengo el espacio y acompaño ya sea a nivel personal o grupal.

Mi enfoque es integral y mi objetivo principal es sostener ese espacio para que puedas observarte y re-conectar con tu esencia e intuición, para alinearte con la naturaleza de tu ser a nivel d físico, mental y energético.